20081124

Hasta la vista, baby


Las mujeres que están a mi alrededor son, en general, personas luchadoras. Al menos no tienen miedo al riesgo aunque haya un precio (el tiempo dirá si es alto) para optar a la felicidad.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante reflexión. Yo intenté tener relaciones de pareja con una ameba muy mona que me encontré por la calle, pero ella no quiso. Ahora estoy con una chica que tiene cara de ameba y nos aburrimos como una ostra. Tú me entiendes, verdad.

Anónimo dijo...

Si es que a veces no hay quien os aguante, queridos. Lo malo es que a nosotras tampoco, la verdad.
Afortunadamente, hemos nacido en un siglo en el que las presiones para reproducir un esquema de familia "tradicional" son cada vez menores, a pesar de que mi madre aún tiene esperanzas de que me case. Cualquier dia de éstos le doy, os doy, una sorpresa.
La familia no es sinónimo de felicidad. Lo que nos hace felices es ser libres de elegir.
En mi caso, tener una familia me hace feliz pero debo decir, y que no se enfade nadie, que el individuo que duerme a mi lado de "normal" tiene lo justo.
Besos mil
mamisigloI

Anónimo dijo...

Anónimo,

¿Has probado con una ostra?

yo ni hombres ni mujeres, me entiendo de maravilla con mi perro.

fernusan@gmail.com dijo...

protozoo (anónimo 1),

lo cierto es que no te entiendo, la vida es muy corta. Si me quedara un año de vida, me iría a dar la vuelta al mundo, no me quedaría contando amaneceres.

Tu zoofilia me parece correcta.

fernusan@gmail.com dijo...

Mamita,

completamente de acuerdo con tu reflexión sobre la libertad de elegir. El resto son presiones exteriores y daños colaterales.

Respecto al individuo que mencionas, que imagino que no se llama Victor, afortunadamente no es normal, lo que algunos dicen asquerosamente normal, y por eso le queremos.

Besos, y gracias por leerme y opinarme.

fernusan@gmail.com dijo...

Anómimo 3,

Veo que la gente que realmente tiene algo que contar no sale en los periódicos, así que animáos s contar vuestra experiencia, quizás acabemos con la mala leche que hay en este país.

Guillermo dijo...

Ciertas son tus palabras, la vida ha cambiado mucho, la gente se ha hecho rara y cómoda y ya vale todo.
No he podido esta semana ver ningún estreno, raro en mí.
Gracias por tu visita, estamos en contacto.
Saludos!

fernusan@gmail.com dijo...

Hola cinéfilo,

Una amiga me recomendó ayer Spinning, entre otras cosas porque sale ella. Ya os contaré qué me pareció, iré esta semana, pero promete.

Enhorabuena por tu colaboración en Noches de Cine.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Ah !.... pues yo nunca había sido tan feliz como ahora con mi super familia tradicional: mi bebé tradicional, mi marido tradicional, mi matrimonio tradicional.... ¿soy yo la rara entonces?

fernusan@gmail.com dijo...

Cuanto más conozco a la especie humana, más creo que este planeta es un manicomio ginante. Pero lo importante es que seas feliz, anónima, el resto son accidentes del destino.

fernusan@gmail.com dijo...

perdón, quise decir "manicomio gigante".

Una duda, anónima, los bebés tradicionales ¿dónde se encargan?
yo sólo conozco a los de Berjusa.

Anónimo dijo...

ja ja... tan anónima no soy, seguro que tienes pocas amigas tan tradicionales como yo. Espero no tener que necesitar explicarte dónde se ecargan los niños. Para el próximo probaré esto de Berjusa, a ver si hay suerte y bajo de los 8.000 eur. Ah ! ¿qué te creías? la vida tradicional tiene su coste amigo.

fernusan@gmail.com dijo...

estáis de un misterioso, que voy a tener que pedir al inspector Carballo que me eche una mano.

Déjame pensar... a la amiga más tradicional que recuerdo dejé de verla. La llamaba una vez al año y siempre estaba embarazada. Dejé de llamarla cuando iba por el cuarto hijo.

Hay sueños que duran muchos años, y el de ella era tener una vida una familia numerosa tradicional.

Cada uno se dedica a lo que más ilusión le hace.